Cada vez más, los gatos son parte de nuestras familias. Hemos llegado a comprender su aparente independencia y a entender que es solo una actitud de unos preciosos animales que en realidad son muy felices pasando tiempo con sus compañeros humanos. Y el arnés puede ser un complemento perfecto para salir de casa de forma segura.

Aunque los gatos son animales caseros, a muchos les encanta pasear por la calle y disfrutar de la aventura que les supone esa mezcla de olores, sonidos y cosas nuevas que observar. Pero, yendo solos en ciudad podrían asustarse por algo y echar a correr para protegerse y eso haría que pudiera perderse si no sale atado con un buen arnés.

Lo más importante

  • La mayoría de los gatos necesitan familiarizarse con su arnés antes de ponérselo y llevarlo de paseo. No te preocupes, es natural y hay técnicas para hacer que sea un proceso sencillo.
  • Para los gatos que tienden a escaparse de casa pero viven en ciudad o pueblo grande, puede ser muy recomendable contar con un arnés y salir a pasear con su dueño de forma protegida.
  • Hay muchos tipos de arneses y hay que escogerlo teniendo en cuenta que tu gato se sienta cómodo y, al mismo tiempo, que le resulte difícil zafarse de él.

Ranking: Los mejores arneses para gatos del mercado

En este apartado encontrarás una recopilación de los 5 mejores arneses en el mercado. Además, hemos resumido las características principales de cada uno de ellos para ofrecer un buen conocimiento de todos estos productos. De este modo, podrás decidir más adecuadamente cuál es el arnés que os conviene a tu gato y a tí:

Puesto n°1: BINGPET (arnés y correa para gato)

Este arnés está disponible en tres tamaños diferentes. Viene con un suave velcro especial para bebés situado en cuello y pecho y un cierre de plástico adicional en el cuello para evitar que el gato se escape. Además, ese velcro hace que sean más fáciles de poner. Es de malla suave que no se deforman ni se calientan cuando hace calor.

El hecho de que estos arneses lleven velcro para poner se considera muy positivo entre los usuarios, que destacan de este producto lo sencillo que se pone y que la incorporación del plástico extra les da mucha seguridad. Aseguran que los gatos difícilmente pueden zafarse de esta protección. Cuenta con una correa de 150 centímetros.

Puesto n°2: Eagloo arnés gato pequeño

Este arnés está disponible en tres tamaños diferentes. Viene con un suave velcro especial para bebés situado en cuello y pecho y un cierre de plástico adicional en el cuello para evitar que el gato se escape. Además, ese velcro hace que sean más fáciles de poner. Es de malla suave que no se deforman ni se calientan cuando hace calor.

El hecho de que estos arneses lleven velcro para poner se considera muy positivo entre los usuarios, que destacan de este producto lo sencillo que se pone y que la incorporación del plástico extra les da mucha seguridad. Aseguran que los gatos difícilmente pueden zafarse de esta protección. Cuenta con una correa de 150 centímetros.

Puesto n°3: Arnés de lujo para gato acolchado y resistente al agua

Es un arnés disponible en dos tallas y en cinco colores a elegir: rosa, azul, negro, rojo o amarillo. Destaca por ser resistente al agua, para su uso en todas las condiciones climáticas, y viene con un anillo extra al frente. Está acolchado, lo que hace que sea más conveniente para los meses fríos del año, ya que da calor.

Los usuarios destacan que, a pesar de los intentos de sus gatos, no consiguieron quitarse el arnés. Solo lo hicieron aquellos que no tenían la talla correcta. Los gatos parecen sentirse cómodos con este arnés acolchado, según los compradores. Una de sus particularidades es que cuentan con un anillo D en la parte frontal para uso adicional.

Puesto n°4: PiuPet (premium árnes para gato collar)

Este arnés destaca por su material de malla ultraliviano y transpirable y viene disponible en dos tamaños diferentes: pequeño y mediano. Los compradores destacan de este objeto que ven a sus gatos cómodos cuando lo llevan, que es muy ligero y que tiene un aspecto elegante. Además, es difícil para un animal salirse de este arnés.

La marca PiuPet pone mucho énfasis en el estilo y diseño de este producto. La talla ‘M’ cuenta con una circunferencia para el cuello de entre 24 y 28 cm y para el pecho de entre 40 y 44 centímetros. La talla ‘S’, algo más barata, cuenta con una circunferencia del cuello de entre 20 y 24 cm y una circunferencia del pecho entre 36 y 40 cm.

Puesto n°5: Kerbl Arnés para gatos con correa (120 cm, negro, de ante)

A diferencia de los demás arneses en esta lista, este no es de cuerpo completo, sino que consta de una correa que crea dos círculos en torno al cuerpo del animal, por lo que cubre menos parte del animal. El arnés viene provisto de cierres de hebilla. Los compradores destacan que aunque es fino, les parece resistente.

Los usuarios destacan que las hebillas retrasan el tiempo para poner el arnés al gato, que puede ponerse nervioso en el proceso y que para animales pequeños queda muy grande. Pero, al mismo tiempo, es un producto más simple por lo que el precio es mucho más asequible y el gato puede sentirse menos atrapado.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los arnés para gato

Es importante que antes de adquirir un arnés para tu gato, pienses en el carácter del animal y conozcas los aspectos principales sobre estos productos. A continuación, hemos incluido los aspectos más relevantes sobre las dificultades que puedan surgirnos con los gatos a la hora de salir a pasear con arnés e importantes consejos al respecto.

Gato en bosque

Al igual que damos importancia a la tela de nuestras chaquetas, según la época del año, debemos hacer lo mismo con el arnés. (Fuente: Elena Shishkina: 119974557/ 123rf.com)

¿Se puede educar a un gato a andar con arnés?

Probablemente, la primera vez que le pongas un arnés a tu gato, vaya a estar extraño, revuelto y se quiera deshacer de esa prenda. Pero si es un animal al que le gusta salir de casa y vivís en una ciudad o pueblo grande, tendrá que resignarse y acostumbrarse a este elemento. Así, el paseo se podrá disfrutar de una forma segura.

Pero, si no quiere, también se le puede educar. Los gatitos son mucho más receptivos a esta nueva experiencia, mientras que los gatos de edad avanzada serán más reticentes, aunque también pueden ser entrenados con paciencia.

foco

Recuerda ir lentamente en el proceso y premiarlo en cada paso que consiga hacer.

¿Para qué necesita mi gato un arnés?

Si no vives en una aldea y quieres sacar a tu gato de casa o necesitas hacerlo para ir al veterinario, es esencial ponerle arnés. Hay expertos que recomiendan sacar a pasear a aquellos gatos que tienen tendencia a escaparse, así puedes ayudarlos a descargar su adrenalina y sus ganas de descubrir nuevos mundos, pero sin que corráis riesgos.

Para muchos gatos que pasan las horas del día en casa, las salidas son un momento de gran disfrute. Además, si tu animal no puede disponer de libertad para salir y descubrir nuevas sensaciones, puede desarrollar manías incómodas por el hecho de pasar la horas encerrado entre paredes. Pasear también es una ayuda para controlar la obesidad.

Gato con arnés

Un arnés cubre una mayor parte del cuerpo del animal, lo que se traduce en mayor control sobre
él a la hora de pasear y decidir hacia dónde caminar.
(Fuente: Ilona Koeleman: 65290566/ 123rf.com)

Hay salidas obligatorias para los felinos, como ir al veterinario a por sus vacunas o revisiones o desplazarse de casa al coche por motivo de algún viaje. Y es más cómodo salir con arnés por cuestiones de seguridad. Si se te escapa el gato, puede perderse o puede acabar en la carretera y correr riesgos.

¿Qué hago si mi gato no quiere usar su arnés?

Es normal que esto suceda. Los gatos son animales de hábitos y acostumbrarlo a uno nuevo lleva tiempo. Se recomienda que, si se resiste a ponerlo o lo notas incómodo, en vez de forzarlo, déjale este nuevo utensilio cerca de lugares que a tu gato le gusten, como su plato de comida o el espacio donde duerme, para que se familiarice.

Las primeras veces que le vayas a colocar el arnés puedes acompañar su puesta dándole alguna golosina que tu gato ame, o con caricias. Así relacionará este elemento a sensaciones positivas. Puedes repetir este proceso durante varios días, hasta veas que el arnés sobre el cuerpo de tu gato le resulta menos intrusivo y más familiar.

¿Debo sacar a mi gato a la calle la primera vez que se ponga el arnés?

A no ser que tengas un gato muy adaptable, que no es lo común, sigue el proceso poco a poco, incluso cuando ya hayas logrado que entre dentro del arnés sin que se ponga nervioso. Cuando consigas ponérselo, deja el arnés suelto, sin ajustar y sin meterle la correa, y que el gato ande por casa con él, para que siga su proceso de adaptación.

Deja el arnés puesto un par de minutos, antes de que tu gato se canse y pierda el interés por las recompensas. Repite el entrenamiento todos los días durante un tiempo. Si ves que tu gato comienza a quedar muy tranquilo cuando lleva puesto su arnés en el cuerpo, puedes ir aumentando muy poco a poco el tiempo que porte este objeto encima.

Paseo de primavera

Es muy importante, antes de comprar un arnés, tener en cuenta su tamaño y el de tu gato.
(Fuente: Maridav: 116701933/ 123rf.com)

Si ves que es capaz de estar cómodo en casa con el arnés, apriétaselo y ponle la correa, pero aún así, espera unos días antes de que que salga a la calle. Mientras, sigue agasajándolo con golosinas y caricias. Y no esperes a que se agobie y pueda volver al punto de partida. No pierdas de vista sus reacciones mientras lo lleva.

¿Cuándo sé que mi gato está listo para salir a la calle con su arnés?

Conoces a tu gato mejor que nadie y sabrás cuándo algo le resulta realmente cómodo. Cuando eso suceda, puedes sacarlo a la calle. Ahora piensa que comienza el segundo entrenamiento: el de que el animal quiera disfrutar de las sensaciones que el mundo ofrece fuera de sus cuatro paredes. No a todos les tiene por qué gustar.

Empieza a pasear en un lugar tranquilo. De primeras, simplemente siéntate con tu gato en un sitio sin mucho ruido y déjalo que explore el entorno, mientras tú sujetas la correa. Al igual que hiciste en casa, hazlo sentir cómodo, dale premios y caricias. Y dale su tiempo para que se sienta bien en su primera toma de contacto con el exterior.

B.L. DiamondArtista

«Si hubiera que elegir un sonido universal para la paz, votaría por el ronroneo».

¿Algún consejo adicional para cuando mi gato se acostumbre a su arnés?

Piensa que los gatos son animales de hábitos fijos. Así que si tu animal adora pasear y conocer mundo, establece un horario, para que así que el animal no te insista a lo largo del día para salir de casa. Por lo mismo, no le pongas el arnés cuando te esté molestando porque quiera salir en el momento que él decida. Espera.

Aunque se haya acostumbrado a salir a la calle, nunca lo hagas sin el arnés, porque podría echar a correr por algún susto o por seguir a un animal, como es su instinto natural. Así que siempre ponle su arnés antes de salir de casa, ya bien atado. Y, si tienes que entrar en un establecimiento, no lo dejes solo fuera.

¿Por qué si mi gato es obeso me recomiendan sacarlo a pasear con su arnés?

Muchos expertos veterinarios creen que una de las soluciones para atajar la obesidad de tu felino es comprarle un arnés, habituarlo a su uso y salir todos los días a pasear. Los animales de ciudad llevan vidas muy sedentarias. Y la obesidad puede llevar a enfermedades crónicas como la diabetes o enfermedades en el hígado.

También, los gatos con sobrepeso pueden corren el riesgo de sufrir artritis debido al desgaste al que su peso somete a sus articulaciones. Mantener a los gatos en su peso ideal disminuye la probabilidad de que desarrollen estas enfermedades crónicas. Y, para ello, un gran aliado es un arnés para poder salir a la calle de forma segura.

Gato en jardín

Muchos expertos veterinarios creen que una de las soluciones para atajar la obesidad de tu felino es comprarle un arnés.
(Fuente: Vitalii Tiahunov: 90532284/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tiene que mi gato salga a pasear con arnés?

No solo la obesidad es un problema para los gatos cuando hablamos de animales que están siempre encerrados en casa. El hecho de tener siempre a estas mascotas sin la posibilidad de salir a pasear puede desarrollarles comportamientos agresivos e incluso depresión y falta de apetito por el aburrimiento y la falta de estímulos.

El hecho de tener un gato siempre en casa, sin salir a pasear, también puede devenir en manías incómodas, como que trate de cazar adornos que tengas en casa o que se suba a todos tus muebles altos para poder descargar su adrenalina. Y, en ese caso, los expertos recomiendan hacerse con un arnés y llevar al animal a disfrutar de la calle.

¿Qué vacunas debe tener mi gato antes de poner su arnés y salir a la calle?

El hecho de seguir un plan de vacunación correcto, protegerá a nuestro gato de poder desarrollar enfermedades. Las vacunas son importantes también si tu felino solo está en casa. Y son esenciales si quieres ponerle un arnés y sacarlo a la calle. Si es bebé, el proceso de vacunación ha de comenzar a sus dos meses de vida.

Los veterinarios recomiendan la vacuna trivalente para todos los gatos, y la de leucemia para los animales que puedan tener contacto con gatos callejeros. Por tanto, si tu felino tiene la oportunidad de salir al exterior con su arnés se recomienda que se ponga ambas. La primera se hace en tres puestas y la de la leucemia en dos.

Gato acostado

El mercado también te ofrece la posibilidad de hacerte con un arnés que sea reflectante para tu gato.
(Fuente: Jens Tandler: 35222637/ 123rf.com)

¿Para qué puede mi gato necesitar un arnés reflectante?

El mercado también te ofrece la posibilidad de hacerte con un arnés que sea reflectante para tu gato. Es una prenda muy útil para salir a pasear por la noche. De este modo, el animal, sea del tamaño o del color que sea, continuará siendo muy visible para tí y para las demás personas que circulen por la calle.

Con un arnés reflectante, otro viandante que se cruce en el camino no se chocará con tu felino porque no lo haya visto. Y si, por alguna casualidad, se te suelta la correa y tu gato echa a correr, podrás localizarlo fácilmente, gracias a su arnés. Este tipo de producto, se puede encontrar en una amplia gama de colores.

Gato descando

Hay expertos que recomiendan sacar a pasear a aquellos gatos que tienen tendencia a escaparse.
(Fuente: Wannara Jantapoon: 107588410/ 123rf.com)

¿Qué diferencia un petral de un arnés para mi gato?

Originalmente, la palabra petral se refiere a una correa o faja que rodea el cuerpo de un caballo para ponerle la silla de montar. Ahora, con el aumento del uso del arnés en gatos y perros, ha pasado a llamarse petral a la correa que rodea el cuerpo de estos animales más pequeños, y que permite a las personas dirigir sus movimientos.

El petral es más sencillo que el arnés en su diseño, dando más libertad al gato. Un arnés cubre una mayor parte del cuerpo del animal, lo que se traduce en mayor control sobre él a la hora de pasear y decidir hacia dónde caminar. En invierno el arnés abriga más a nuestro gato que un petral.

Criterios de compra

A la hora de adquirir un arnés para tu gato, es muy importante que lo hagas de una forma informada y que evalúes algunos aspectos, tanto de tu mascota como del producto. Aquí te resumimos los asuntos más importantes a tener en cuenta para que tomes la decisión apropiada para que tu gato esté cómodo. Estos aspectos son:

  • Formas del arnés
  • Cierres
  • Materiales
  • Tamaño
  • Enganches a las correas

Formas que puede adoptar un arnés para gato

La forma del arnés hace que este cubra una mayor o menor parte del cuerpo del gato, que pueda ser más fácil o difícil de quitar y que pueda hacerse más o menos cómodo para cada animal. En el siguiente cuadro vemos los principales tipos de arnés que hay en el mercado, según la forma, y sus ventajas e inconvenientes:

Forma Descripción Ventajas Inconvenientes
Estilo cinturón o petral   En la parte baja, la correa forma dos círculos. Uno para poner a la altura del pecho y otro de la barriga del animal.

Tiene un enganche uniendo ambos.

Suelen ser los más baratos.

Ligeros.

Frescos en verano.

Al gato puede resultarle más fácil salirse de este arnés que de los demás modelos.

Tienes menor poder sobre sus movimientos.

Estilo chaleco Es como una chaqueta que cubre el cuerpo del animal, aunque, obviamente, sin mangas.  Es muy difícil librarse de este arnés y escaparse.

En invierno abriga al animal si hace frío.

Hay una gran variedad de diseños y estilos a escoger.

En verano, si no tiene un material transpirable, puede dar mucho calor.

El gato, puede sentirse más extraño al cubrirle todo el cuerpo.

Estilo petral ancho Es como una mezcla de los dos anteriores. Cubre más cuerpo que el cinturón y presenta diseños más elaborados, pero sin llegar a cubrir toda la espalda y el pecho del animal como hace el chaleco. No es fácil salirse de este petral ancho.

Abriga parcialmente del frío en invierno y da menos calor en verano.

Puede ser menos intrusivo para tu gato que un chaleco, y más cómodo que el petral fino.

Suficiente para tener poder sobre los movimientos de tu gato, como la dirección que va a tomar.

No llega a dar la seguridad que da el chaleco para que el animal no se salga.

En verano puede dar calor a tu gato. 

Cierres

A la hora de escoger un cierre para el arnés de nuestro gato, hay que tener en cuenta dos cosas importantes: lo que vamos a tardar en cerrarlo correctamente (recuerda que, a más tiempo, más podemos desesperar al animal) y la facilidad o dificultad que tendrá de abrirse. Así, tenemos los siguientes cierres disponibles:

  • Hebilla: No es fácil de abrir, a no ser que el arnés quede flojo. Ofrece varios tamaños y más que se pueden añadir creando agujeros. Por el contrario, se tarda en poner, ya que hace falta encontrar el punto exacto donde meter la aguja.
  • Velcro: Rápido de cerrar, mientras le pongas al gato el arnés con una parte de velcro ya introducida en la ranura. Si no, puede tardarse un poco en lograr esto. Suele ser complemento a otro cierre, ya que puede resultar fácil de abrir cuando comienza a desgastarse el material.
  • Cierre plástico de click: Es el más rápido de cerrar, pero siempre con cuidado porque puede pillar la piel del animal, si este se mueve, y hacerle daño. Es más difícil de abrir, aunque si aprieta y está muy justo puede ir cediendo y llegar a abrir.
Mujer acariciando gato

Las primeras veces que le vayas a colocar el arnés puedes acompañar su puesta dándole alguna golosina que tu gato ame, o con caricias. (Fuente: Everst: 69523156/ 123rf.com)

Materiales

El material es muy importante porque los arneses no dejan de ser una prenda que el animal lleva encima. Al igual que damos importancia a la tela de nuestras chaquetas, según la época del año, debemos hacer lo mismo con el arnés. También debe ser fuerte para no poder romperlo, pero suave al tacto para que no roce ni moleste al gato.

Los hay impermeables para que la lluvia no moje el chaleco, los hay creados de malla para que, a pesar del verano, nuestro gato no sude y esté incómodo. Por el contrario, se pueden comprar arneses de chaleco con algún material recomendable para hacer frente al frío del invierno. Los arneses estilo petral suelen ser de nailon resistente.

Arnes para gato

Tamaño

Es muy importante, antes de comprar un arnés, tener en cuenta su tamaño y el de tu gato. Los hay ajustables, pero de base no deberían nunca quedar ni muy grandes ni muy pequeños. Los primeros pueden hacer que el animal se escape fácilmente. Los segundos pueden llevar a que el gato esté muy incómodo.

Casi todos arnés que está disponible suele venir en varios tamaños y los vendedores indican normalmente las medidas para cuello, pecho y cintura del animal. Si no fuera el caso, es mejor consultar esta información antes de realizar la compra.

foco

Recuerda que hay arneses que solo están destinados a gatitos y otros que son exclusivos para adultos.

Correas

Obviamente, para que el arnés cumpla su función, tiene que venir enganchado a una correa que permita sujetar y controlar la dirección hacia la que camina el animal. Lo más común es contar con correas de nailon resistente que no se pueden alargar ni acortar. Las correas no suelen ser mucho más largas de 120 centímetros.

A diferencia de lo que sucede con los perros que suelen llevar correas extensibles, para gatos existen las llamadas ‘Bungee’, que también pueden estirar y encoger, pero solo ligeramente. Así, das la oportunidad a tu gato de adelantarse un poco sobre tus pasos un poco para olfatear o explorar algo que le llame la atención en el camino.

Resumen

Los gatos de ciudad pasan toda su vida en casa y esto puede ser contraproducente. Los gatos pueden aburrirse, desarrollar malos hábitos, enfados, estar desmotivados o padecer obesidad que los lleve a sufrir otras enfermedades. Pasear con ellos sueltos es imposible porque pueden perderse fácilmente tras asustarse por algún motivo.

Por ello, un arnés es un gran aliado a la hora de poder sacar a un gato de casa para que pasee y haga deporte, disfrute de nuevas sensaciones o para ir al veterinario sin correr el peligro de poder perderse. Hay muchos tipos y hay que saber cómo hacer que nuestro amigo felino se acostumbre a este nuevo objeto en su vida.

Si te ha gustado este artículo, no dudes en votar por él, dejar un comentario o compartirlo en tus redes sociales

(Fuente de la imagen destacada: Pac Jan: 29892769/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
42 Voto(s), Promedio: 4,55 de 5
Cargando…